Skip to main content

Ser Famoso


«En el futuro todos tendrán 5 minutos de anonimato»
Bansky


Estoy aprendiendo mucho con mis últimos experimentos de 30 días.

Además de ser mágicos, me están enseñando cosas que no sabía sobre la tracción y la participación de usuarios.

Confieso que desde hace años he querido tener más tracción en redes sociales. Especialmente en mi twitter. Ser más conocido. «Famoso». Como quieras decirlo.

Todo lo que intenté en el pasado dio pocos o ningunos resultados.

No me extraña, dado que estaba buscando un atajo.

Hoy no me interesa mucho si me sigues en twitter, facebook, instagram o en mi propio blog.

Lo que quiero realmente es saber lo que te interesa. De esta manera puedo comenzar a resolver tus problemas y de paso tener una buena historia para contar.

Este nuevo mundo está hecho de creadores, de makers, de creativos, de putos frikis que lo rompen todo y aún así salen ganando.

Nadie sabe nada. Así que deja la vergüenza a un lado y cuéntale al mundo tu historia.

Con tus errores, tus defectos y tus éxitos.

Hazte famoso

Esa debe ser tu meta: «ser famoso».

Conozco mucha gente que de solo pensarlo ya me dicen, con mucho desprecio:

– «Yo no quiero ser famoso».

Yo me escandalizo.

Y  les pregunto si no quieren ser conocidos por lo que hacen o lo que les gustaría hacer. Es cuando me dicen que sí, y la discusión termina.

Ghandi es famoso. Madonna es famosa. André Agassi es famoso. Ferran Adria es famoso.

Pero los famosos no son lo que son porque buscaron directamente la fama o la fortuna.

Son famosos porque son los más grandes en lo que hicieron. Y hubo gente interesada en lo que hicieron que les dio visibilidad.

Hoy no necesitas el intermediario: no necesitas el periodista, al crítico o al gran medio para ser conocido por lo que haces.

Solo necesitas un blog, una cámara y tu arte.

Hoy tú puedes hacer tu historia.

¿No sabes qué historia contar? ¡Documenta en tiempo real!

A las personas les gustan las historias en desarrollo, y las redes sociales le dan la posibilidad a la audiencia de seguir la tuya de principio a fin.

Sin embargo, hay preguntas que debes hacerte antes de iniciar este proceso:

  • ¿Cuál es tu historia?
  • ¿Qué quieres construir?
  • ¿Cuál es tu misión?
  • ¿Cuál es tu legado?
  • ¿A dónde quieres llegar?
  • ¿Por qué quieres ser conocida/o?

Cualquier cosa que estés buscando alcanzar en este momento es un buen material para tu historia. Hazlo público.

Mensajes claros y presencia en todos los canales que puedas

Retrasé el lanzamiento de este blog durante siete años. SIETE. Sólo porque no tenía claro qué era lo que quería decir, ni idea de a dónde quería llegar, tampoco sabía qué quería hacer ni cuál era la narrativa que quería plantear.

Ya la tengo. Y la estoy documentando. En todos los lugares que puedo. No tengo tiempo que perder, y soy una máquina que destruirá récords hasta alcanzar sus objetivos.

Y hacer este proceso de manera pública es una de las maneras más efectivas que he conseguido de generar tracción. No sólo en redes sociales, sino en este mismo blog.  Y mejor aún, en la vida real.

Además van surgiendo nuevas oportunidades, nuevas amistades, conexiones y  participación de usuarios.

Desde que lo hago, las personas me preguntan constantemente sobre resultados, experiencias y todo tipo de cosas sobre lo que hago. Todos queremos meterle caña a nuestros proyectos.

Sin quererlo incluso, he creado un pequeño movimiento.

¿Cómo puedes hacerlo tú también?

No sé.

Pero si sé.

Hace pocos días un amigo me preguntaba si sería interesante escribir sobre su experiencia haciendo apps.

Pero tenía un «pero». Que no lo podía vender como «vivir de apps» ya que él mismo no vivía de eso.

Le dije que lo hiciera, pero que lo convirtiera en un proceso: que creara una app de cero y le mostrara al mundo cómo hacerlo.

No sé si lo hará, pero creo que es una buena idea.


Si quieres acompañarme en el proceso de convertirme en uno de los top 100 blogs más leídos apúntate a mi mailing a continuación.

Voy a resolver tus problemas (con una encuesta)

«Éxito no es lanzar un producto, éxito es aprender a resolver el problema de tus clientes.»
Eric Ries en «The Lean Startup»

Como estamos en el segundo trimestre del año y ya mi blog ha ganado algo de tracción, estoy decidido a generar ingresos con él.

Habría podido tomar la ruta fácil y fajarme a vender mi curso, mis servicios de soporte para wordpress, o abrir una consultoría.

Pero no lo voy a hacer. Por dos motivos:

  1. Es demasiado fácil.
  2. No estaría aprendiendo nada nuevo.

Por esta razón estoy decidido a convertirme en un as de identificación de mercados y nichos. Creo que es la pata que me falta para convertirme en un marketeer en toda regla.

Una de las primeras cosas que estoy haciendo para complementar mi educación al respecto es leer el libro «Ask.» de Ryan Levesque.

Se trata de un excelente libro (que pronto reseñaré en libros y notas) al que no le había prestado mucha atención porque no había tenido oportunidad de aplicar sus enseñanzas, pero este parece el momento apropiado.

Con el libro estoy complementando mis conocimientos sobre Funnels, Definición de Nichos de Mercados, Psicología de usuarios, etc.

Primer Paso

El primer paso consiste en hacer una encuesta inicial, muy abierta, que luego se va especializando para llegar al producto final.

Lo más importante del proceso es que voy a poder identificar una audiencia y qué venderles, encontrar el mensaje correcto para hacerlo y todo el funnel de marketing online desde la concepción inicial del producto (¿o servicio?) hasta su puesta en venta.  

De acuerdo a tu feedback como lector en los últimos tres meses, tengo ya varios problemas identificados que podré ayudarte a resolver en el área de generación de tráfico web, tráfico orgánico, conversión y ventas, escritura, redacción web, generación de ingresos pasivos, mejores ganancias para artistas, etc.

Si ya estás apuntado al mailing pronto recibirás un correo de mi parte con la encuesta inicial.

Aprende conmigo

Al final del proceso (que lo vas a poder ver «en vivo» si sigues mi blog o mi twitter) haré una mega-guía explicando todos los pasos de principio a fin, pero sólo lo recibirán los que se apuntaron a mi blog.

Así que si aún no estás apuntado,  ya sabes que hacer.


¿Tienes algún problema específico que te gustaría resolver? Dímelo en los comentarios.

¿Cómo escribir contenidos que realmente importen? (Usando Google Analytics)

Tengo más de siete años dedicándome de lleno a la creación de contenidos.

Desde entonces, he escrito varias guías de redacción web, he creado un curso explicando todo lo que hago, y colaborado con contenidos para webs como El Huffington Post.

Conozco todo lo que se puede saber sobre copy, SEO, y otras intersecciones de la tarea de redacción online.

Sin embargo, creo que hay algo en lo que no se ha hecho suficiente hincapié en todas las guías de redacción que me encuentro: dar con temas que realmente le importen a tu público.

Y todo el secreto puede estar en las métricas de Google Analytics. Y es de eso de lo que quiero hablar hoy.

¿Qué sabes de escribir para web?

Hay tres niveles en la comprensión de la redacción online, e independientemente de en qué nivel estés, deberías apuntarte a mi mailing al final de este post, porque te daré nuevos tips sobre el tema en los próximos meses.

Si eres un principiante ya debes tener claros cuáles son los asuntos cualitativos más importantes:

  • Tener un nicho
  • Crear contenido original
  • Hacer contenido de calidad

Si estás en un nivel intermedio, conocerás sobre los asuntos técnicos más importantes:

  • Usar las etiquetas title de tu web
  • Usar las H1 y sus subsecuentes H’s
  • Usar  negritas, enlaces internos y enlaces externos
  • Uso de palabras claves en imágenes

Si estás en un nivel avanzado entiendes el valor de cosas más raras:

  • Redirects 301
  • Uso de la etiqueta ALT/Title en los enlaces
  • Sabes usar tu robots.txt
  • Entiendes perfectamente cómo crear tu sitemap.xml
  • Evitas pa sobreoptimización
  • etc.

Si estás en cualquiera de estos tres niveles te felicito.  Ya sabes bastante más que el grueso de la población lo que necesitas para generar tráfico web.

Ahora, ¿cómo vas a hacer este trabajo de manera eficiente? Encontrando temas que le sean interesantes a tu audiencia.

¿Cómo identificar contenido que realmente importe?

El contenido que realmente importa es el contenido que le gusta a tu audiencia.

Pero hay varios pasos a tomar en cuenta para poder identificarlo:

1. Olvídate de las vanity metrics

Todos usamos las vanity metrics.

Se trata de aquellas métricas que sólo nos dan un panorama muy pero muy amplio del tráfico de nuestras web: cantidad de visitas y páginas vistas, por ejemplo.

Cuando nuestro objetivo es vender, convertir o crear una marca, la verdad es que este tipo de métricas no nos sirven para nada.

¿Por qué? Porque no sirve de nada tener cientos de miles de visitantes con una tasa de rebote de 90% y una duración media de menos de 30 segundos.

En un mundo ideal tienes unas métricas de las cuales puedes presumir.

2. Busca métricas relevantes

Lo importante es que midamos lo que realmente nos interesa: puede ser tiempo en página, conversión de usuarios (los que compran o los que se apuntan al mailing por ejemplo), o porcentaje de rebote.

En mi caso, tengo un poco más de tres meses escribiendo en mi blog personal y este es el top 10 de artículos más leídos.

Si quisiera las personas que más tiempo interactúan con mi página, me enfocaría en encontrar patrones en los artículos donde las personas pasan más tiempo.

En este caso, viendo la figura anterior y siendo realmente exigente, escogería sólo los artículos que tienen más de 5 minutos de retención.

3. Encuentra patrones y repite las ideas con enfoques diferentes

Los tres posts tienen más exitos (+5min) tienen que ver con empleo, profesión u oficio; y formas de hacer dinero. Básicamente tratan del mismo tema, uno es sobre «ingresos pasivos» y el otro es sobre «cómo puede un artista hacer dinero online», y el otro por qué no es una buena idea ser un empleado.

Así que ése tendrá que ser un tema recurrente en mi blog, y tendré que encontrar nuevos ángulos e ideas muy creativas para mantener este tema vivo en mi web.


¿Quieres recibir futuros posts sobre redacción web? Apúntate a mi mailing.

 

 

Internet necesita un editor: una estrategia para el éxito de tu proyecto “online”

Este post lo publiqué inicialmente en medium

Quien me sigue en redes sociales, ha hecho mi curso o disecciona lo que hago entiende muy bien mi lema de que “Internet necesita un editor”.

Pero el resto del mundo no entiende muy bien esta frase. Hay quienes me discuten: ¿un editor? ¿por qué no un programador?

La respuesta es fácil: cualquier proyecto online se parece a un diario, porque primero lo consumimos como información. Sólo después compramos. Pero antes de llegar a ese punto, habrán ocurrido muchas cosas.

¿Pero en qué se parece un proyecto online a un periódico?

No hace falta ir muy lejos: en los libros de startups más famosos como “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua (link afiliado)” todo apunta a encontrar el público correcto.

Y encontrar el público ideal o market fit no difiere mucho de un proyecto editorial, ya que lo que se intenta identificar para poder hacer crecer una empresa son elementos como: definir la audiencia, qué le gusta, qué no, qué colores funcionan, cuáles no, el diseño del medio, con qué tono hablar, etc.

¿Y por qué la idea de ser “editores” es tan grande e importante? Porque pueden haber infinitos medios para infinitos tipos de públicos: el ángulo es más importante que la tecnología que usas.

Al mismo tiempo, si aprendemos a ser “editores” de nuestros propios proyectos, buscaremos la forma de “vender” mejor (sin vender nada), de cuidar nuestra reputación, de pensar en el largo plazo y de dar la suficiente importancia a lo que escogemos mostrar (y a lo que no).

En pocas palabras, éste pensamiento es el correcto para quien tiene una empresa o proyecto online. Hoy por hoy, como dice mi amigo Gary Vaynerchuk, todas las empresas deben ser mediáticas.

Muchas personas dejan estos elementos al azar. Algunos han tenido suerte, y se han convertido en grandes gracias a su autenticidad. Pero la mayoría de los mortales no tenemos esa suerte, por la que necesitamos profesionalizarnos para hacer crecer nuestros proyectos.

¿Por qué pensar como un editor te puede ayudar en tu proyecto “online”?

Básicamente, todos los elementos que crees que son necesarios para tu equipo interno y para tu audiencia deberían estar en un documento que recoja la mayor cantidad de información sobre cómo actuar al crear contenidos, al recibir una queja en redes sociales, al comunicarte con un cliente, etc.

Pero no sólo eso. Puedes crear algunos documentos internos que le enseñen a tí y a tu equipo, a actuar en cada caso según una pauta predefinida.

Algunos elementos que, si los defines pueden ayudarte en un corto período de tiempo son:

  • Jerarquía: Si entiendes bien la jerarquía de los elementos de tu propia oferta, te será más fácil comunicarla. No sólo eso: al aplicar la jerarquía en el orden correcto, puedes hacer un trabajo de posicionamiento SEO que te ayude a mejorar tu posicionamiento orgánico. Esto sin hablar de un funnel de marketing o cosas más complejas.
  • Metodología y sistematización: Esto ayuda tanto a nivel interno como a nivel externo. Si sistematizas y creas un método para cada proceso de tu proyecto todo será más fácil. Tanto para ti, como para tu equipo (si lo tienes)
  • Marca: Si tratas tu proyecto con la rigurosidad de un proyecto editorial (con una política editorial —o de empresa en nuestro caso—), podrás no sólo ahorrar muchísimo tiempo en explicar tu producto sino en ser congruente y consistente de cara a tus clientes. Creando así la marca de tu proyecto.
  • El Tono: La “voz” con la que te comunicas con tus usuarios te permitirá alcanzar una audiencia que resuene (o no) con tu oferta. Este tono se puede ir ajustando hasta encontrar el público ideal para tu producto o servicio.

En la práctica, estos elementos te ayudarán a aumentar el alcance del mensaje de tu marca.

Si cumples con los requisitos anteriores, te serás más fácil poner en marcha los siguientes elementos:

  • Contenidos: El ver tu proyecto como un proyecto mediático, te permitirá establecer pautas para crear contenidos que atraigan a tu público, conseguir personas que lo hagan por ti, y aumentar la cantidad de contenidos que haces para conseguir nuevos clientes.
  • Calendario editorial: Al tener un calendario de actividades no sólo podrás planear tus próximos pasos, sino que te ayudará a maximizar el esfuerzo que haces al encontrar fechas importantes para empujar tus mensajes (vacaciones, feriados, etc.). Esto te ayuda también a actuar más proactivamente en vez de ser reactivo, que es como trabajan las personas que no tienen un plan.
  • Estrategia de distribución: ¿A través de qué canales distribuyes tu mensaje? ¿Publicidad? ¿Twitter? ¿Facebook? ¿Posts de invitado? Definir una estrategia te será mucho más fácil cuando tienes un manual editorial porque sabrás exactamente qué medios son buenos para maximizar tu mensaje.
  • Diseño: Podrías crear diseños / plantillas que te faciliten el trabajo de tener un mayor alcance para tu marca.

Éstos son sólo algunos elementos de un trabajo que es mucho más complejo, pero que creo te pueden ayudar a crear un futuro más promisorio para tus proyectos online.


Escribiendo para Google y para tu madre: Redacción web para que ambos te encuentren en la web

 Publicado originalmente en medium

¡A dominar Internet!

Una de las mejores formas de dominar Internet y hacer prosperar nuestros negocios online y offline (sí, ¡offline!) es escribiendo bien. Quien no sabe redactar para web hoy en día, difícilmente podrá hacerse un lugar en la web y mucho menos captar nuevos leads o potenciales clientes.

Siempre veo personas con potenciales enormes de negocio. Personas que se caracterizan por tener una pasión por su trabajo y amor por lo que hacen.

Lamentablemente, éstas personas saben muy poco de escribir para web. Y como quiero que tú y esas personas comiencen a lograrlo para generar un tráfico brutal hacia tu web, he escrito esta guía de redacción web.

La finalidad de este texto es que te entrenes y hagas el trabajo de manera tan genial que tu web comience a trabajar por sí sola.

El problema

Una de las razones principales por las que muchas páginas pierden el potencial de generar tráfico es por la escasa habilidad de crear contenido que logre un buen posicionamiento en Google.

El tráfico es por regla general el mejor indicador de cuánto dinero genera o puede generar nuestra web. Por esa razón siempre debemos tener un ojo puesto en el tráfico que recibimos.

No importa si nuestra web genera ingresos de publicidad de Google (Adsense), publicidad por impresiones, que trabajemos en base acomisiones de ventas o con márgenes de ganancias, o una combinación de todas, que es lo más común.

Si no tenemos capital para invertir en publicidad online, la falta de tráfico es un dolor de cabeza para nuestros negocios. Y redactar efectivamente para web, es el mejor antídoto contra ese problema.

La idea de esta entrada es dar luces claras a los que escriben para Web. Es importante destacar que no se trata de una guía técnica, sino una guía creativa de escritura para web pensando en el SEO a mediano y a largo plazo.

Elijo la palabra “madre” para titular este artículo porque creo que es una buena forma en que tú, lector, me entiendas, y porque muy probablemente es algo con lo que ambos estamos familiarizados.

Quiero que entiendas que estoy hablando de “nichos de mercado”, sectores específicos a los que podemos dirigirnos para conseguir tráfico online. Entiéndase que podemos reemplazar la palabra “madre” por “golfista” o “adolescente entre 13 y 15 años al que le gustan los videojuegos”.

Siguiendo el ejemplo de las madres, cada una prefiere algo distinto: unas quieren adelgazar, otras aprender repostería y otras quieren alimentar con comida orgánica a sus bebés. Las necesidades son infinitas, y por eso hemos de poner atención en el tipo de madre al que le queremos hablar.

Estrategias de redacción web para cada madre

En un principio tenemos que tomar en cuenta los aspectos técnicos de una web para que Google nos considere lo suficientemente buenos como para salir en los primeros lugares de sus búsquedas.

Paralelamente (no secundariamente) tenemos que pensar en tu madre, que será nuestra lectora. Ambas consideraciones suman puntos frente a los buscadores y se reflejarán en nuestros “SERPs”, el lugar que ocupan nuestras páginas según qué búsqueda en Google.

Para posicionar en los primeros lugares no necesitamos suerte, necesitamos pensar y adquirir ciertas habilidades. Escribir inteligentemente, no arduamente.

Planificación de contenidos
Primero que nada debemos pensar en el texto antes de escribirlo. Planificarlo. Sólo así podremos competir seriamente.

Pensemos en un tema para tu madre, recién convertida a vegetariana, que además, quiere adelgazar. Pensemos en algo original, quizás en algo como (ejemplo) “recetas vegetarianas sin carbohidratos”. De hecho, el tema en sí, también puede ser nuestro título: “Recetas vegetarianas bajas en carbohidratos”

En cierto modo, ya tenemos cubierto un aspecto, que es el de a quién nos dirigimos: a tu madre; y a un nicho de mercado particular: madres vegetarianas que quieren adelgazar.

Una vez elegida el tipo de madre al que le escribiremos, que será nuestra potencial “cliente”, tenemos que usar la mayor cantidad de atractivos posibles para que llegue a nuestra web.

Podríamos dejar el título que he puesto tal como lo he mencionado, pero, ¿es lo suficientemente atractivo para ser compartido por otros usuarios? Quizás no.

Bailando al twist

Hay algo que siempre intento decirle a las personas que me presentan una idea. A las ideas hay que “darles twist”. Este término que usaré varias veces en este artículos lo acortaré llamándole “DT”.

Muchas personas pensarán que para DT a una idea necesitamos ser creativos, y muchas personas no se consideran creativas y piensan efectivamente que no pueden mejorar una idea. Probablemente tú seas una de ellas y yo estoy aquí para decirte que estás equivocado.

Todos tenemos capacidad creativa, es parte de la naturaleza humana y cualquiera es capaz de lograr DT a una idea.

Hay un caso que fue bastante exitoso hace algunos años. Un norteamericano llamado Kyle comenzó a hacer intercambios consecutivos de objetos hasta llegar a su objetivo: una casa. Lo primero que vio fue un clip rojo encima de su escritorio. Y con ese clip rojo comenzó a hacer intercambios hasta que lo logró, cambió un clip rojo por una casa.

La moraleja del asunto es: la creatividad está siempre frente a nuestras narices. Y eso es lo que le propongo a todas las personas que dicen no tener creatividad. Convertir lo primero que vean en en el twist para su idea.

Conquistando a tu madre

Continuando con la idea de mis palabras claves, al dirigir la mirada fuera de la pantalla lo primero que veo es una ventana, y es aquí donde llega la magia para crear un título original y probablemente sin o con muy pocos competidores:

Ejemplo: “Recetas vegetarianas bajas en carbohidratos: una ventana a la longevidad” Este título parece ser lo suficientemente bueno como para:

  1. Posicionar en Google;
  2. Atraer links entrantes desde otros blogs, foros y webs, además de acumular shares en social media (Facebook, Twitter); y
  3. Construir más palabras claves, en éste caso “long tail keywords” que nos reportarán más visitas en el futuro.

Estos tres objetivos nos ayudarán a construir tráfico en el corto, mediano y largo plazo. Y cubrimos tanto la parte “técnica” de un título que incluya palabra claves importantes para buscadores y la atractividad para la parte social.

No hay que dejar de pensar que, cada vez más, los medios sociales son una fuente de tráfico y que cada día que pasa son más consideradas por los buscadores a la hora de posicionar.

Adicionalmente, tenemos que tener siempre en cuenta los enlaces entrantes que recibirá nuestra web.

Mientras más tengamos y de mejor “calidad” mejor posicionaremos por el término que deseamos. Para más sobre este tema les recomiendo ver este link.

Una vez resuelto el título, que es el gatillador de tráfico a nuestra web pasamos al contenido, que es, de hecho, la parte más importante de nuestro trabajo. No importa qué tan bueno sea nuestro título si nuestro contenido no refleja un trabajo elaborado, meticuloso y que resuelva las dudas del internauta que ha llegado a nuestra página.

Estrategias de contenidos

Desde mi punto de vista, tenemos dos opciones, dos estrategias para crear contenido web:

  1. Escribir contenido diario, pero no muy elaborado;
  2. Escribir contenido más elaborado, pero menos frecuente (lo que yo hago acá en Medium)

Yo por lo general prefiero lo segundo: que mi contenido esté lo más completo posible, así me demore más en publicarlo, de esta manera me aseguro de DT a todo lo que hago y no correr una carrera infinita contra el tiempo. A veces puedo tener un post durante meses en borrador, hasta resolverlo de la manera más extensa posible. Claro que esto no es siempre posible, y a veces la premura toma la ventaja.

Lo cierto es que las dos formas tienen algún beneficio dentro del algoritmo de Google. La primera te dará “novedad” y la gran G visitará tu web más seguido, además le da indicios de que tu sitio está siempre “vivo”.

La segunda forma incrementará —¡si lo hacemos bien!— el tiempo de lectura (bueno para Google), y tu información será más compartida a través de marcadores y redes sociales.

Por último es importante hacer una buena investigación. Seamos sinceros, en Internet hay mucha información, es cierto, pero no toda la información merece ser leída.

Editar para triunfar

Hay algo que siempre menciono cuando converso con creativos y “gurúes” de Internet que se emocionan mucho por los “social media” y todas las posibilidades que brinda, etc.

En mi opinión los social media no son tan útiles como parecen. Por el contrario me parece que son un gran generador de ruido. Lo cual no es algo del todo negativo… para nosotros.

Y es aquí donde entra una de las pocas frases de mi autoría que me gustan: “Internet necesita un editor”.

Necesitamos a alguien que nos libere de todo este ruido, que nos guíe, una persona (no una máquina) que limpie toda la maleza de esta jungla de bits y datos para mostrarnos la luz al final del túnel.

Es en esta frase, donde entramos nosotros, los redactores web.

Si vamos a crear contenidos para que otros lo lean, debemos ser capaces de investigar, seleccionar y escribir tomando en cuenta los más mínimos detalles de los textos que preparamos:

  1. Porque necesitamos competir con muchísima información online y por este motivo DEBEMOS ser originales;
  2. Porque con tanta información disponible es POSIBLE crear contenido de calidad superior. No hacerlo es perder el tiempo.

Pero hay que tener cierto cuidado con los textos demasiado extensos, sobre todo si no tienes la suficiente credibilidad online. Si aún no te has tomado la molestia de ver la guía de usabilidad de Dios Jakob Nielsen, entonces es mejor que hagas la tarea.

Los factores internos SEO que a tu madre no le interesan

Debo admitir que esta parte me aburre un montón, pero es absolutamente necesario que los que apenas están comenzando en las lides web, que vengan de un background de prensa escrita entiendan: los factores internos SEO o la jerarquía de nuestra web.

Para que una web esté técnicamente bien estructurada hay que escribirla considerando todos los elementos internos para que Google entienda lo mejor posible sobre qué estamos hablando.

Visualmente, estas etiquetas HTML también nos dará estructura visual para el que nos visita. Muchas personas usarán los blogs en modo visual y poco entenderán de HTML, pero CUALQUIER redactor web debería estar familiarizado con estos aspectos básicos de código.

Por lo general, estos aspectos vienen cubiertos y “de paquete” en cualquier CMS o gestor de contenidos online, pero repito, es importante conocerlos y ubicarlos en el código fuente para saber si nuestra web cuenta con todos ellos.

La jerarquía para un articulo web es básicamente la siguiente:

Etiqueta <title>
Es la más importante, dado que saldrá en los resultados de Google y será la palabra clave por la cual estarás compitiendo. Esta etiqueta se ve reflejada en el cabezal del browser.

Por regla general nuestra etiqueta <title> se referirá a un post en particular y casi siempre vendrá acompañada del título de nuestro blog.

Esta etiqueta la vemos siempre en el cabezal superior de los browsers, sea cual sea: Firefox, Internet Explorer, Google Chrome, Opera, etc.

Le da información a Google y al usuario sobre el contenido de la web, por lo que es uno de los elementos más importante.

Etiqueta <meta description=“Descripción con llamado a ver tu página”>
Es MUY importante, porque cada vez más el usuario tiende a ser más selectivo con sus clicks en los resultados de Google.

Si no tenemos esta etiqueta con la información necesaria, Google elegirá un texto aleatorio y lo mostrará en sus resultados.

Probablemente un texto “robotizado” no será tan bueno como uno hecho a mano 😉 Es el texto que saldrá en los resultados de Google, debajo del <title> de tu web.

Etiqueta <h1>
Es el título principal del texto. Se trata del título principal que será considerado por Google (y por tu madre) como el tema principal, tanto para palabras claves como para lectura.

Etiquetas <h2>, <h3>, <h4>, etc.
Se trata de los apartados o subtítulos de tu contenido, son importantes para generar mayor contexto.

Etiquetas <b> o <strong>
Son las etiquetas para negritas. Ayudan a Google (y a tu madre) a identificar otras palabras claves en el texto que servirán para armar las palabras de cola larga (long tail kewyords).

Etiquetas <u> e <i>
Para palabras subrayadas e itálicas. Importante para la variedad para google, pero no absolutamente necesarias.

Etiquetas más, etiquetas menos
También hay ciertas reglas que debemos respetar, y esto es algo que me ha costado mucho desaprender por lo que hago especial énfasis por los resultados maravillosos que arroja: hay que escribir para el internauta, no para Google.

En este sentido, hay ciertos mitos que hay que derrumbar. Anteriormente se hablaba mucho de la densidad de las palabras claves. Se decía que un texto debía tener entre 2 y 5% de densidad de palabras claves. Es decir que en una página de 500 palabras habría que tener entre 10 y 25 veces repetida la palabra clave de nuestro nicho de mercado. Esto es un error, y es algo que hay que dejar en el pasado.

En estos momentos lo importante es que la jerarquía de nuestra web esté bien estructurada, tanto en lo técnico como en el texto. También el uso frecuente de sinónimos ayuda bastante. No sólo eso, sino saber qué etiqueta usar para cuál palabra clave.

Sobre estos aspectos “técnicos” hay muchísima información online y por eso no me voy extendí demasiado más que para los elementos básicos. Pero para detalles más allá de mis explicaciones, les recomiendo echar un vistazo a esta completa guía hecha por ovalencia.

Finalmente

Tras terminar un texto completo, con suficientes ejemplos reales para entendernos con los lectores, es hora de comenzar a “moverlo” en redes sociales para su rápida indexación y comenzar a generar tráfico real.

Puedes incluso crear varios enlaces cortos con herramientas de medición como goo.gl / bit.ly usando títulos diferentes a través de las redes sociales para ver cuál funciona mejor.

Una vez que has identificado el título que más tráfico atrae a tu web, entonces puedes explotarlo a gusto.

Te recomiendo que pongas un número considerable de lecturas estimadas para tu web y que no descanses en promover tu artículo hasta que consigas el número deseado.

Siguiendo los pasos que te he indicado esto debería ser algo fácilmente realizable.

Escribir como un minimalista y ganar más lectores para tu blog en 10 pasos

publicado originalmente en medium

 ¡Ahh.. el dulce arte de escribir online! Uno de mis tópicos favoritos. Aunque mis “trucos” vienen de cuando mi mente era más simple.

Cuando era chico escribía mucho: poemas, prosa, cuentos -mis favoritos-. Me aplaudían mis papás, mis abuelos, mis tíos. Y todos se daban cuenta de la característica más importante: eran como telegramas. Frases cortas y simples. Sin complicaciones.

La redacción online debería ser así. Porque ésa es la misión de redactar para internet: hacer que tu usuario lea una frase. Y luego la otra. Y luego la siguiente. Mantener su atención, hasta el final de la lectura.

Si entiendes esto tendrás ganado el cielo blogger, ¡sin necesidad de ser un “experto en seo”!

La cuota mínima te garantiza la lectura máxima

El mundo online te premia si se lo pones todo muy fácil.

Y es justamente eso lo que haré en este momento con las 10 claves para escribir mejor, para que lo puedas hacer tú también.

10 tips para escribir mejor

1. Usa tus lecturas diarias como fuente de inspiración
Inspírate. Lo primero que hice antes de ver este post fue dar un paseo por 3 de mis blogs favoritos:Mashable, LifeHacker y Marketing Guerrilla.

2. Sé creativo
Para escribir esta entrada resumí 2 temas que me interesan mucho: la productividad de Bruce Lee (brutal el vídeo de “Be Water My Friend)escribir online.

3. Decide un título como punto de partida
A partir de los temas que me gustan, decido un título para delimitar el post. Es una de las primeras cosas que hago, así puedo ceñirme a un tema sin divagar. Es la metodología que se usa para escribir un trabajo de grado (¡Y con razón!).

4. Escribe libre
Esta primera etapa consiste en escribir libremente, dejar la mente hacer su trabajo sin ataduras.

5. Divide los tópicos
Comienza a separar los tópicos de tu entrada, y acomoda esas ideas libres en su dosis mínimas. Esto te ayudará a ver si algo no va en el texto.

6. Busca números que soporten tu texto
Se ha determinado que sólo el 2% de los bloggers investigan sobre un tópico antes de publicar. Es un porcentaje muy pequeño, ¿verdad? Es cierto, pero también es cierto que es mentira. Sólo quería demostrarte lo interesante que son los números para basar tus textos. =)

7. Limpia la casa y reescribe tu título
Es probable que en este punto tu post cambie un poco y tengas que trabajar un poco más. ¿Sigue ciñéndose 100% a la idea original del título? Si no es así, toca ajustar el título. A seguir, hay que hilar finamente las ideas y quitar aquellos párrafos que no sirven.

8. Comienza a recortar
Es momento de recortar todas la oraciones a sus frases mínimas. Cuando escribimos libremente lo hacemos sin pensar mucho, haciendo que nos queden frases muy elaboradas o innecesarias. Escribiendo para web, la idea es simplificar.

9. Pulir
Es hora de pulir tu texto: si es posible mostrarle la entrada a un par de amigos que te ayuden a identificar incongruencias o errores gramaticales. Es vital para tener un texto lo más cercano a la perfección.

10. Publicar
¡Está listo! ¿Viste qué fácil? Ahora publica y postea tu entrada en tus redes sociales favoritas. Si lo has hecho bien, pronto tendrás más lectores.


También puedes ver un slideshow comentado sobre este post en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=Bpk1hnjcJWw