Skip to main content

Internet necesita un editor: una estrategia para el éxito de tu proyecto “online”

Este post lo publiqué inicialmente en medium

Quien me sigue en redes sociales, ha hecho mi curso o disecciona lo que hago entiende muy bien mi lema de que “Internet necesita un editor”.

Pero el resto del mundo no entiende muy bien esta frase. Hay quienes me discuten: ¿un editor? ¿por qué no un programador?

La respuesta es fácil: cualquier proyecto online se parece a un diario, porque primero lo consumimos como información. Sólo después compramos. Pero antes de llegar a ese punto, habrán ocurrido muchas cosas.

¿Pero en qué se parece un proyecto online a un periódico?

No hace falta ir muy lejos: en los libros de startups más famosos como “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua (link afiliado)” todo apunta a encontrar el público correcto.

Y encontrar el público ideal o market fit no difiere mucho de un proyecto editorial, ya que lo que se intenta identificar para poder hacer crecer una empresa son elementos como: definir la audiencia, qué le gusta, qué no, qué colores funcionan, cuáles no, el diseño del medio, con qué tono hablar, etc.

¿Y por qué la idea de ser “editores” es tan grande e importante? Porque pueden haber infinitos medios para infinitos tipos de públicos: el ángulo es más importante que la tecnología que usas.

Al mismo tiempo, si aprendemos a ser “editores” de nuestros propios proyectos, buscaremos la forma de “vender” mejor (sin vender nada), de cuidar nuestra reputación, de pensar en el largo plazo y de dar la suficiente importancia a lo que escogemos mostrar (y a lo que no).

En pocas palabras, éste pensamiento es el correcto para quien tiene una empresa o proyecto online. Hoy por hoy, como dice mi amigo Gary Vaynerchuk, todas las empresas deben ser mediáticas.

Muchas personas dejan estos elementos al azar. Algunos han tenido suerte, y se han convertido en grandes gracias a su autenticidad. Pero la mayoría de los mortales no tenemos esa suerte, por la que necesitamos profesionalizarnos para hacer crecer nuestros proyectos.

¿Por qué pensar como un editor te puede ayudar en tu proyecto “online”?

Básicamente, todos los elementos que crees que son necesarios para tu equipo interno y para tu audiencia deberían estar en un documento que recoja la mayor cantidad de información sobre cómo actuar al crear contenidos, al recibir una queja en redes sociales, al comunicarte con un cliente, etc.

Pero no sólo eso. Puedes crear algunos documentos internos que le enseñen a tí y a tu equipo, a actuar en cada caso según una pauta predefinida.

Algunos elementos que, si los defines pueden ayudarte en un corto período de tiempo son:

  • Jerarquía: Si entiendes bien la jerarquía de los elementos de tu propia oferta, te será más fácil comunicarla. No sólo eso: al aplicar la jerarquía en el orden correcto, puedes hacer un trabajo de posicionamiento SEO que te ayude a mejorar tu posicionamiento orgánico. Esto sin hablar de un funnel de marketing o cosas más complejas.
  • Metodología y sistematización: Esto ayuda tanto a nivel interno como a nivel externo. Si sistematizas y creas un método para cada proceso de tu proyecto todo será más fácil. Tanto para ti, como para tu equipo (si lo tienes)
  • Marca: Si tratas tu proyecto con la rigurosidad de un proyecto editorial (con una política editorial —o de empresa en nuestro caso—), podrás no sólo ahorrar muchísimo tiempo en explicar tu producto sino en ser congruente y consistente de cara a tus clientes. Creando así la marca de tu proyecto.
  • El Tono: La “voz” con la que te comunicas con tus usuarios te permitirá alcanzar una audiencia que resuene (o no) con tu oferta. Este tono se puede ir ajustando hasta encontrar el público ideal para tu producto o servicio.

En la práctica, estos elementos te ayudarán a aumentar el alcance del mensaje de tu marca.

Si cumples con los requisitos anteriores, te serás más fácil poner en marcha los siguientes elementos:

  • Contenidos: El ver tu proyecto como un proyecto mediático, te permitirá establecer pautas para crear contenidos que atraigan a tu público, conseguir personas que lo hagan por ti, y aumentar la cantidad de contenidos que haces para conseguir nuevos clientes.
  • Calendario editorial: Al tener un calendario de actividades no sólo podrás planear tus próximos pasos, sino que te ayudará a maximizar el esfuerzo que haces al encontrar fechas importantes para empujar tus mensajes (vacaciones, feriados, etc.). Esto te ayuda también a actuar más proactivamente en vez de ser reactivo, que es como trabajan las personas que no tienen un plan.
  • Estrategia de distribución: ¿A través de qué canales distribuyes tu mensaje? ¿Publicidad? ¿Twitter? ¿Facebook? ¿Posts de invitado? Definir una estrategia te será mucho más fácil cuando tienes un manual editorial porque sabrás exactamente qué medios son buenos para maximizar tu mensaje.
  • Diseño: Podrías crear diseños / plantillas que te faciliten el trabajo de tener un mayor alcance para tu marca.

Éstos son sólo algunos elementos de un trabajo que es mucho más complejo, pero que creo te pueden ayudar a crear un futuro más promisorio para tus proyectos online.


Flavio Amiel

Soy un autodidacta empedernido. Después de 20 años desarrollando negocios online decido compartir todos mis secretos y reflexiones contigo. Puedes leer más sobre mi aquí.