Skip to main content

Usar el miedo para conseguir lo que quieres.

Tu falta de tiempo es una excusa.

En el ámbito actual, donde no tenemos un animal salvaje amenazando constantemente nuestra existencia, tu falta de tiempo es una. vil. excusa.

En el mundo moderno, ¿qué pasa si sigues el estado “natural” de las cosas?

Te lo voy a decir:

  • Continuarás perdiendo 1-2 horas diarias en facebook, usando el tiempo en el que podrías estar aprendiendo nuevas habilidades.
  • Seguirás echado en el sofá viendo TV en vez de poner tu mente a trabajar;
  • Despertarás todas las mañanas en automático para ir a un empleo que detestas;
  • Dejarás de aprovechar todos esos momentos preciosos que te da la vida para disfrutar de la naturaleza, tu hija o tu madre.

Lo peor del caso, es que nada de esto es culpa tuya.  

En un lugar donde no tenemos que pensar cómo no morirnos de hambre en el próximo invierno nuestro cerebro se relaja y actúa en automático.

Sin embargo, creo que tengo la respuesta para ayudarte a revertir esta situación que será cada vez peor en la medida que los tiempos modernos, los gadgets y la omnipresencia de los medios nos van convirtiendo en adictos a la nada.

  • ¿Cómo podemos revertir nuestra tendencia a procrastinar?
  • ¿Cómo no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy?
  • ¿Cómo detener el impulso de ver nuestros teléfonos móviles cada 5 minutos?
  • ¿Cómo comenzar a trabajar en nuestra independencia?
  • ¿Cómo enfocarnos en nuestros proyectos?

La respuesta es simple, y está enraizada en nuestra propia naturaleza humana.

En nuestro interior tenemos las herramientas necesarias para avanzar vertiginosamente en nuestros proyectos y responder a todas estas preguntas.

Es sólo cuestión de abrir la caja de Pandora y utilizar estas herramientas en pro de nuestro bienestar.

Son dos elementos que harán la diferencia y te ayudarán a avanzar vertiginosamente en tu proyecto: el miedo y el futuro.

¿Por qué el miedo es importante para concretizar tus sueños?

El miedo es probablemente uno de los sentimientos más necesarios de nuestra fisiología.

Desde el punto de vista biológico tiene un rol muy importante: la supervivencia.

Tanto es así, que el miedo (o la información amenazante) tiene prioridad sobre otros procesos cognitivos en nuestro cerebro. Acción: huir o pelear.

Así que si quieres darle prioridad a tus proyectos, tienes que activar elementos que te hagan sentir miedo.

No es difícil y yo te voy a explicar cómo.

No te preocupes, no te voy a mandar a saltar al vacío sin paracaídas.

El truco de los Estoicos para el crecimiento personal.

Dado que es totalmente inútil sentir miedo por amenazas inexistentes en nuestros tiempos (como que nos coma un tigre), debemos buscar otro elemento que nos permita sentir miedo.

Lo que te voy a decir no es un truco nuevo.

La idea es mezclar nuestros miedos naturales con el futuro.

Ya lo usaban los Estoicos desde el siglo III a.C.

A esta práctica se le llama “visualización negativa”.

Muy probablemente es un tipo de visualización que ya usas bastante seguido en ámbitos totalmente fantasiosos como cuando te vas a subir a un avión y te imaginas con todos los detalles cómo será el accidente que sufrirás cuando estés en el aire.

Es el tipo de visualización que obliga a un empresario a diversificar su riesgo para no perder su fortuna.

Es el tipo de visualización que podemos usar para lograr el foco que necesitamos.

Cuando comencé a trabajar como freelancer y diseñador web en el año 2008 no fue porque tenía una gran visión sobre una gran agencia de diseño web.

Fue porque al igual que millones de personas en esta Europa en crisis yo tenía miedo, y necesitaba sobrevivir.

Fue esta decisión -basada en el miedo- que me llevó a una posición privilegiada donde hoy soy libre en muchos aspectos (tiempo, dinero, etc.)

Así que cierra los ojos e imagina el peor escenario

Las peores cosas, esas que son de película, suceden mucho más seguido de lo que nos gustaría pensar

Así que hay que estar preparados. Prepárate. 

Siempre recuerdo una conversación entre amigos donde se hacía la pregunta hipotética de “¿qué harías si descubres que tienes una enfermedad terminal y te quedan seis meses de vida?”. La respuesta generalizada era: “¡Vivir al máximo!“.

Es una respuesta equivocada.

No sólo porque no deberíamos esperar una ocasión como esa para hacerlo, sino porque en tal estado probablemente sea muy difícil “vivir al máximo”.

Así que vivamos HOY al máximo. Usemos el miedo para hacerlo 🙂

Ya elegiste tu miedo, ahora traza un plan.

La idea de usar este tipo de visualización es poner en marcha nuestro plan B.

Tu falta de tiempo son falta de prioridades.

Pero ahora, gracias al miedo, tienes prioridades más claras.

Despertaste tus sentidos. Bienvenido/a. Es hora de crecer.

Ya sabes cuál es la amenaza: busca fortalezas para contrarrestarla.

Hazte las siguientes preguntas: ¿Cómo puedes evitar ese destino fatídico que te estás imaginando? ¿Cuál es el plan? ¿Podrías reemplazar las 2 horas diarias de facebook para adelantar tu proyecto? ¿Podrías generar más dinero haciendo otra cosa? ¿Podrías hacer una startup de tu blog? ¿Puedes reemplazar ciertas adicciones para mejorar tu propia vida? ¿Será mejor dejar de comer dulces para no haber perdido los dientes a los 45 años? ¿Hiciste algo divertido hoy? ¿Compartiste con tu familia? ¿Estás orgulloso de tu trabajo? ¿Qué cosa nueva quieres aprender? ¿Si te mueres mañana, le estás dejando un legado a tu familia? ¿Cómo vas a reunir el dinero para iniciar ese negocio que te sacará de tu aburrida existencia? ¿Cómo gestionarás el tiempo para hacer todo lo que necesitas? ¿Quieres generar ingresos pasivos para alcanzar la libertad financiera? ¿Si sigues haciendo lo que estás haciendo, dónde estarás dentro de 1, 5 ó 10 años?

¿No te parece suficiente todo lo que he dicho en este post? Entonces activemos el miedo a hacer el ridículo: dime qué quieres lograr y para cuándo lo lograrás en los comentarios.

Flavio Amiel

Soy un autodidacta empedernido. Después de 20 años desarrollando negocios online decido compartir todos mis secretos y reflexiones contigo. Puedes leer más sobre mi aquí.