Skip to main content

Agobiados del mundo, haced esto

Si estás agobiado y sientes que ya no puedes más, debe haber alguna posible causa, o quizás varias.

En mi experiencia, a menos que se trate de algo realmente grave, las causas suelen ser bastante básicas.

A veces somos unos sims incómodos en nuestra propia piel.

Quizás dormiste mal, o comiste mucho, o escuchaste la canción equivocada en un momento vulnerable. Físicamente no estamos siempre al 100%. Es normal.

Tal vez abusaste de las redes sociales durante el fin de semana, o recibiste un email negativo de un cliente.

Lo cierto es que no estás pensando claramente.

Puede que tengas un conflicto de intereses entre lo que sucede en este momento y lo que quieres hacer, o hiciste algo mal y debes remediarlo.

O simplemente tienes demasiadas cosas pendientes. Demasiadas tareas. O te hace falta dinero. O no sabes cómo remediar la situación en la que te metiste.

O tal vez son todas estas cosas.

El problema viene cuando esto sucede durante varios días, semanas o meses seguidos.

¿Cómo solucionarlo?

Paso 1. Lo básico es lo físico

Lo primero que tienes que hacer es detenerte y entender qué está pasando y arreglarlo.

Si no te sientes bien físicamente, entonces duerme, o cúrate.

O todo lo contrario, haz ejercicio. Ve a correr.

Come bien.Mejórate.

Si era sólo esto, entonces ya está. No necesitas hacer nada más.

Si aún hay cosas que resolver, ve al siguiente paso.

Paso 2. Identificar el agente maligno

Ahora que estás pensando claramente es hora de entender qué es lo que te molesta.

¿Estás haciendo algo que no está alineado con tus propios valores?

¿Te sientes mal por algo que hiciste?

¿Hay alguna persona o cosa que no está a la altura de tus expectativas?

Identifica lo que pasa.

Haz una lista de las cosas que tienes que resolver y prepárate para el tercer paso.

Paso 3. Eliminar

Si nos toca eliminar muchas cosas, la tarea es tal que la dejamos llegar al punto de no retorno. Click to Tweet

El ejercicio de limpieza debe ser constante: mínimo mensual, máximo trimestral.

Más y podrá ser un impedimento para avanzar en el futuro.

Si llegaste al punto del cansancio, entonces toca eliminar magistralmente.

Parece un paso muy simple, pero no lo es.

Requiere que dejes de hacer TODO lo que estás haciendo para dedicarte a pensar cómo eliminar las cosas / relaciones / decisiones que tal vez funcionaron algún día, pero que ya no.

Si es una tarea que haces diariamente y te hace infeliz, entonces elimínala.

Si es un cliente lo que te está incomodando, entonces busca la forma de “despedirlo”.

Busca la manera de eliminar todo lo que no te esté dando satisfacción.

Paso 4. Empezar de cero

Tras haber cumplido el paso anterior sentirás un GRAN alivio.

Ahora puedes comenzar de cero.

Sin estrés, sin cabos sueltos, sin nada pendiente.

Te volverás a ver de nuevo agobiada/o en algún momento y tendrás que repetir todos los pasos.

Lo importante es que el tiempo que pase entre ésta vez y la próxima sea más que el de la última vez.

De esta forma sabrás que estás creciendo.


¿Tienes más tips para lidiar con el agobio? Cuéntamelo en los comentarios.

Flavio Amiel

Soy un autodidacta empedernido. Después de 20 años desarrollando negocios online decido compartir todos mis secretos y reflexiones contigo. Puedes leer más sobre mi aquí.