Skip to main content

¿Cómo cambiar los vicios digitales por hábitos productivos?

Cuando nuestros hábitos digitales se convierten en un obstáculo en nuestra vida personal o profesional, entonces es hora de cambiarsignifica que nuestros hábitos se han convertido en un vicio.

Uno de mis mayores vicios era revisar las métricas de google analytics constantemente.

El problema con este “hábito” es que no estaba logrando nada revisándolas 2 o 3 veces (o más) al día.

Sólo estoy leyendo un listado infinito de números, palabras claves y fuentes de tráfico que no me aportan nada per se.

Los hábitos digitales pueden convertirse en un vicio

Puede que no tengas el mismo vicio.

Tal vez tengas otro más normal: el e-mail, facebook o instagram.

El problema de la economía del click es que nos está convirtiendo a todos en manipuladores y manipulados  (tanto a los que consumimos como a los que creamos contenidos).

Los que creamos queremos que nos lean.

Los que consumimos queremos ser entretenidos infinitamente.

Si quieres entender el proceso psicológico-cognitivo con el que nos enganchan a las diferentes aplicaciones web y mobile, te recomiendo echarle un vistazo al film “hypernormalization“.

El autor de este film nos explica su teoría: desde los años 70s, diferentes gobiernos, empresas y tecnólogos decidieron “eliminar” el mundo real para construir uno falso a través de los medios tradicionales en un principio e Internet después.

La idea es que resulta mucho más fácil mantener este “mundo” estable, que el mundo “real.” ¿El origen de toda la idea? La fallida Unión Soviética (recomiendo ver “Good Bye, Lenin!” para entender mejor esta idea)

El punto es: yo no sé cómo te sientes frente a esta avalancha de información que no va a detenerse nunca más. Pero sí sé cómo me siento yo: frustrado, cansado y desesperado.

Es por eso que mi primer reto de 30 días de este año fue estar durante 30 días sin usar el móvil, que es donde más tiempo de ocio paso durante el día.

¿Por qué ésto específicamente? Porque no quiero saber nada de la visión sesgada de nadie. Mucho menos las noticias falsas (que son un gran negocio). Después de todo, la única “verdad” es que el mundo nunca ha sido un lugar mejor. En serio.

¿Cómo resolví mi vicio digital?

Luego de observar mi comportamiento decidí que sería mucho más útil si consigo revisar esas métricas y actuar en base a lo que veo, en vez de romper mi concentración en el mundo real para ver algo con lo que no estoy haciendo nada.

Así que tomé las siguientes medidas desesperadas para no ver Google Analytics como un desquiciado:

  • Contraté una herramienta: Semrush
  • Programé reportes semanales de cada una de mis webs, que son enviados automáticamente por la herramienta.
  • Copié en el correo a varias de las personas que trabajan conmigo
  • Una o varias veces por semana reviso los reportes y creo tareas basado en lo que veo.

Ya no reviso las métricas en el móvil (al menos no tanto).

Ahora tengo más espacio mental, pero sobre todo, soy productivo.

¿Hay vicios digitales en tu vida? ¿Cómo los puedes convertir en hábitos productivos?

La idea para deshacernos de cualquier vicio es desaparecerlo de tu vista.

En mi caso, eliminé durante dos meses la aplicación de Google Analytics de mi móvil.

Introduje otros hábitos en el momento de ver las métricas (usualmente por las noches).

En vez de ver las métricas comencé escribir.

Como ahora, que escribo este post en vez de estar viendo las métricas.

WIN!

El proceso

  • Saca el vicio de tu alcance: Si tu vicio es facebook, elimina la app del móvil o deja el teléfono fuera del cuarto.
  • Reemplaza por un hábito productivo: Cada vez que tengas ganas de ver el teléfono recuerda hacer lo “productivo” que debes hacer.
  • No descanses hasta lograrlo: Sigue, hasta que lo logres.

No te dejes interrumpir ni te interrumpas a ti mismo

Internet nos está sirviendo a muchos para crear nuestros propios mundos utópicos: trabajar donde y cuando queremos; ser nuestros propios jefes; conectar con las personas que les gustan las mismas cosas que a nosotros, etc.

Pero tiene un costo: la interrupción y el ruido.

Somos constantemente bombardeados por algoritmos que nos envician. Nuestra mente es débil.

Así que si te sirve de consejo: tómate en serio el consejo de construir tu propio mundo utópico.

Tan solo tienes que marcar tu territorio.

No aceptes interrupciones en tu vida.

Pero sobre todo, no aceptes nada que te haga actuar como un autómata.

Cómo NO generar tráfico web. Paso a Paso.

  • “Mi web la visita demasiada gente
  • “Atraigo demasiados clientes online”
  • “Aumento por arte de magia y sin querer, las visitas a mi web
  • Posiciono mis webs por telepatía”
  • “Consigo visitas para mi web mientras paso 12 meses de vacaciones anuales”
  • Gano demasiado dinero online
  • “No sé como hacer para no atraer más clientes

Si eres como yo, y tienes todos esos problemas, entonces seguro querrás ayuda.

Seguro detestas la idea de tener un proyecto web exitoso, y el sólo imaginarlo te remueve las tripas.

Para resolver este problema he hecho una guía donde te ayudo PASO A PASO a entender cómo NO recibir visitas en tu web. 

Este es el mejor atajo para tener una web de puta madre que no te sirva para nada.

Escribe contenido de calidad mierda

Lo primero que tienes que hacer es resolver todo ese contenido maravilloso que necesitas para no atraer visitas, ni clientes, ni ningún tipo de tráfico a tu web. Ni siquiera los bots rusos, vamos.

  • No planifiques tu contenido.
  • No escojas un nicho para tu blog.
  • Ignora por completo lo que te dice Google Keyword Planner.
  • Nunca saques ideas de tu competencia em semrush.
  • Ignora lo que dice tu audiencia.
  • Publica con todos los errores gramaticales y de sintaxis que quieras.
  • No escribas de manera directa, simple, organizada y lógica.
  • Sé poco consistente.
  • No ofrezcas contenido de calidad.
  • No uses sinónimos para las palabras claves.
  • Copia contenidos de otros y pégalos en tu web.
  • Recoge texto de otras webs y publícalos automáticamente en tu blog con algún sistema automatizado.
  • Escribe siempre contenido de mierda.
  • Escribe siempre sobre temas que no tienen nada que ver. Hoy sobre perros, mañana sobre taladros.
  • Escribe lo más enrevesado que puedas. La idea es que las personas se vayan rápido de tu web.

No optimices el SEO de tu web

Si con el primer paso aún sigues recibiendo tráfico, entonces vamos a tener que tomar medidas bien jodidas. Aquí más buenas ideas:

  • Deja tus URL’s cronológicas como “/03/07/2007/post-exitoso-que-piensas-sobre-los-ovnis-12398371-1102”.
    • No las cambies a algo más simple.
    • Y sobre todo no le hagas un redirection 301 si lo llegas a cambiar.
  • No le pongas etiquetas title a tus enlaces con palabras similares.
  • Pon todos tus posts en un segundo, tercero, cuarto o si puedes, mejor aún, en un quinto nivel.
  • No uses las keywords en los anclajes de tus enlaces.
  • No revises tus métricas ni corrijas los porcentajes de rebote.
  • Enlaza contenido no-relacionado.
  • Vende enlaces y no pongas “nofollow”. Tampoco le digas a la audiencia que se trata de publicidad.
  • No le cambies los nombres a tus imágenes para que tengan-la-palabra-clave.jpg.
  • Olvídate de la microdata.
  • Compra muchos links baratos en foros y directorios. Millones.
  • Compra visitas para tu web.
  • No uses ningún H1. Ni H2. Ni bold.
  • No enlaces a ninguna parte.
  • No uses un <title>.
  • No te cerciores de si usas enlaces relativos. Tampoco de preocupes por el canonical.
  • No personalices la meta description de cada post.
  • Ignora el certificado SSL.
  • No uses AMP.
  • Ignora el contenido duplicado.
  • Usa FLASH.
  • No uses los datos META de tu blog / wordpress.
  • No intentes escribir un guest post para otros.
  • Haz disavow de todos los enlaces guay que te entran.
  • No revises tus métricas en Analytics para saber cuántas visitas recibe tu web ni cuál es el comportamiento.
    • No corrijas las tasas de rebote de tus páginas.
    • No enlaces entre temas parecidos.
    • No veas quiénes son tus lectores.
      • Ni qué edad tienen.
      • Ni si son hombres o mujeres.
      • Ni qué post les gusta y cuáles no.
      • No veas si les gusta el cine, los deportes o la lectura.
  • No te apuntes en la Google Search Console

 

Haz que el UX de tu web sea una porquería

Si a todas estas todavía estás recibiendo mucho tráfico online, ya te digo que nos quedan pocas opciones. Pero las que nos quedan son muy eficaces. Veamos:

  • No uses breadcrumbs.
  • No uses menúes para guiar a tus usuarios.
  • No enlaces entre páginas.
  • Usa colores chillones o ilegibles en tu web.
  • Ponle la mayor cantidad de botones, imágenes y elementos a tu web.
  • Usa un pop-up que ocupe toda la pantalla y no dejes que el usuario lo cierre. Nunca.
  • No hagas una versión responsive o mobile para los dispositivos móviles.
  • Pon imágenes pesadas.
  • Trata que tu web cargue lo más lento posible.
  • No uses minification.
  • No uses ninguna cache.
  • No instales un heatmap para ver lo que hacen tus usuarios (ni mucho menos revises los resultados).
  • De paso, ponle comic sans a la tipografía de tu web.

No te comuniques con tus usuarios

Si a todas estas aún estás recibiendo visitas en tu web, es hora de eliminar ese tráfico de una vez por todas.

Estos tips que te daré a continuación, son definitivamente infalibles.

  • Si aún tienes la mala suerte de recibir tráfico online, y peor aún, comentarios o comunicaciones de tus usuarios, entonces:
    • No respondas dudas o preguntas de tus usuarios en redes sociales o en los comentarios de tu propio blog.
    • No recolectes emails.
    • O mejor, recoléctalos, sin permiso. Y envíales SPAM.

¡Felicitaciones, en estos momentos tu web debe ser una gran y espectacular porquería!


Dedicado, con mucho cariño, a los que dicen que comenzar un negocio online es “casi gratis”.